fbpx
  • Inicio
  • Blog
  • Vamos a conocer las etiquetas nutricionales

Blog & Post + Noticias

Vamos a conocer las etiquetas nutricionales

En este blog queremos acercaros un poco más a la alimentación saludable, y qué mejor manera que sabiendo qué es lo que echamos a la cesta de la compra. Os voy a explicar un poco qué son las etiquetas nutricionales que llevan los productos alimenticios que compramos y qué hay que tener en cuenta para elegir bien un producto antes de comprarlo.

El etiquetado nutricional nos aporta información sobre los alimentos que consumimos, así que son una buena herramienta para diferenciar si el producto elegido es realmente saludable o no y seamos responsables con nuestra salud. El Reglamento Sanitario de los Alimentos obliga a que todos los productos lleven su etiqueta nutricional correspondiente desde 2016 (Reglamento (UE) N.º 1169/2011 sobre información alimentaria facilitada al consumidor, en vigor desde el 13 de diciembre de 2014, y que daba dos años de plazo para las indicaciones relativas a la información nutricional, que son aplicables ahora).

 

 

Esta etiqueta será de obligado uso para todos aquellos productos que tengan más de un ingrediente, para que el consumidor sepa que es lo que va a comer y su calidad. Además, debe de estar en un lugar fácilmente visible, que se puede leer con claridad e indeleble. Esta etiqueta normalmente viene en forma de tabla y deberá incluir como mínimo: las calorías que aporta (valor energético) y los nutrientes que lo componen: proteínas, grasas (incluidas saturadas), hidratos de carbono (azúcares) y sal. La mayoría de las veces nos aporta mucha más información, como pueden ser los valores de otros nutrientes incluidos en el alimento: polialcoholes, almidón, fibra, vitaminas y minerales. Estos últimos ya son voluntarios.

También tienen que aparecer en el etiquetado nutricional según el reglamento anteriormente mencionado el nombre o denominación de venta, el lote de fabricación, el contenido neto, el grado alcohólico (si es mayor en volumen al 1,2%), nombre y domicilio del fabricante o envasador, fecha de duración mínima y fecha de caducidad.

 

Entonces ya sabemos, que cuando vamos a comprar un alimento tenemos que observar que lleve su etiqueta nutricional, si no la lleva significa que estamos adquiriendo un producto que es materia prima y por tanto está formado por un único ingrediente. ¡Entonces enhorabuena! Lo ideal es que elijamos en la medida de lo posible alimentos reales y naturales, como son carne, pescado, soja y derivados, frutas, cereales, verduras y legumbres. En cuanto a los cereales es mejor que tomemos como preferencia los integrales.

Importante

Un aspecto importante sobre las etiquetas nutricionales, es que el listado de ingredientes siempre va enumerado en orden decreciente de peso, es decir, que irán en primer lugar aquellos ingredientes que estén en mayor cantidad. Vamos a intentar elegir aquellos productos que tengan en lugar preferente ingredientes naturales.

También vamos a diferenciar entre diferentes “denominaciones” o “declaraciones nutricionales” que muchas veces desconocemos o que se pueden malinterpretar, confundiendo a los consumidores. A veces sirve de publicidad engañosa para pasar por productos saludables o captar la atención.

Por ejemplo “Light”: esto nos hace tirarnos de cabeza a por el producto, ya que nos hace pensar que apenas tiene calorías y que sólo nos aportará beneficios, pero cuidado! Sólo nos indica que tiene el 30% menos de calorías que su producto original, no quiere decir que sea saludable, ni bajo en Kcals. Otro por ejemplo es “Bajo en grasa”: para que un producto lo sea tiene que tener menos de 3g de grasas por 100g de producto e igualmente hay que prestar atención al resto de ingredientes, ya que a los bajos en grasa se les suela añadir azúcares para mejorar su sabor y viceversa. También es muy habitual encontrar en muchos productos la denominación “Fuente de proteína”: tiene que tener al menos un 12%. Todas estas denominaciones pueden provocar confusión, y por eso es importante saberlas.

Voy a mencionar también a los famosos “números E”, no siempre son aditivos malos, no hay que entrar en pánico, ya que muchos de ellos simplemente son colorantes naturales, correctores de acidez… la letra E significa que están validados por la UE y pueden ser colorantes (del E-100 al E-199), conservantes (E-200-E-299) antioxidantes y reguladores de acidez (del E-300 al E-399), estabilizantes (E-400-E-499) y potenciadores del sabor (E-600-E-699).

Por último, hablaré del azúcar. Es el ingrediente favorito de los fabricantes, aumenta la palatabilidad del producto, pero sube considerablemente las calorías. Vamos a evitar todos aquellos que tengan azúcares añadidos, el producto por sí mismo puede tener azúcares procedentes de manera natural de algún ingrediente, pero no hay que temer a estos últimos sino a los incorporados artificialmente.

Por tanto, con toda esta información sobre el etiquetado nutricional de los productos que adquirimos espero que ahora estéis más pendientes de comprobar la calidad nutricional de la comida que compramos y que sirva para hacer una elección responsable y acertada.

Horarios

Lunes a Jueves:
07:30 - 12:00
13:30 - 22:30
Viernes:
07:30 - 12:00
13:30 - 22:00
Sábados - Domingos:
10:00 - 13:00


logo qdeporte blanco

- -

C/ Antequera, S/N
18800 Baza (Granada)

© 2010 - 2020 | Qdeporte Centro Deportivo
Condiciones & Cookies
Mapa WebDiseño: Baza Web App